BLOG

Eres un ser humano emocional

Como ser emocional que eres, vives tales emociones como agradables o desagradables. Precisamente este es el gran error, etiquetar entre ‘me gusta’ y ‘no me gusta’.

Aceptar que eres tus emociones, aceptar que las necesitas para avanzar, aceptar que tu las creas desde tu espacio interior, es la clave para poner presencia y poder gestionarlas.

 

El aura

Cuando tu campo áurico entra en contacto con una energía externa, el primer cuerpo en interactuar con esta energía es tu cuerpo mental.

Si estas presente, gestionas la información con la sabiduría de tu espacio interior. Si estás en la mente, reaccionas en base a tus creencias.

Si estás en la mente, etiquetas de forma muy rápida según tus anclajes o samskaras. Las cosas que no te gustan, penetrarán en tu cuerpo emocional como algo ‘negativo’.

Como no quieres nada negativo en tu vida, automáticamente lo rechazas y luchas contra esa emoción que no te gusta. Y precisamente como luchas, lo alimentas. En este momento penetra en cu cuerpo etérico o energético.

No debes luchar contra tus emociones, debes aprender a gestionarlas. Las emociones no se deben esconder o hacer como si no existieran. Si las escondes acumularás tensión y malestar interno.

Con el tiempo no se cura nada, con el tiempo se aplazan las consecuencias. Las emociones están para vivirlas, tanto las malas como las buenas.

Cuando estás sometido bajo una emoción fuerte, no eres tú, eres tu emoción. Si no aprendes a gestionar tus emociones, puedes convertirte en un esclavo emocional.

Una vez esta energía ha penetrado hasta tu cuerpo etérico, sino gestionas la emoción pasará a tu cuerpo físico.

 

Gestionar una emoción

Bajo un estado emocional alterado, lo mejor es retirarse para gestionar la emoción:

  • Si estás presente y tomas conciencia de lo que estás pensando y sintiendo, puedes darte cuenta cuando la emoción se presenta.
  • Lo primero es darte cuenta de que estás reaccionando en función de tus creencias.
  • Relájate un lugar tranquilo. Una habitación, un paseo por la naturaleza, túmbate en la playa… Nunca gestiones la emoción desde un estado alterado de la mente.
  • No luches contra la emoción, le darás energía y la retroalimentarás. Donde pones la conciencia pones la energía.
  • Trata de sentir lo que te ha provocado la emoción. La mayoría de las veces, el detonador de la emoción, no es el motivo real.
  • Todas las emociones que nos perturban, tienen de forma intrínseca el miedo.
  • Trata de no sucumbir al miedo manteniendo la conciencia presente. Si estás 100% en el momento presente no puede haber miedo.
  • Es el momento de soltar las emociones. Parece difícil, pero desde un estado de presencia, conectado con tu alma no con tu mente, y con el cuerpo físico muy relajado, la emoción puede empezar a resbalar fuera de tu aura.
  • Si luchas te apegas a ella y no saldrá nunca. Déjala que fluya hacia fuera, lo puedes visualizar, permitir y sentir.
  • No te apegues al detonante de tu emoción. Pon atención en lo que sientes y observa.
  • Ahora es el momento de profundizar. Ver las lecciones escondidas y lo más importante, los cambios que debes hacer para avanzar.

 

Causas que hacen que una emoción sea negativa para ti

Las causas que pueden provocar que una emoción sea desagradable son infinitas, hay tantas como experiencias de vida de cada ser. Pero te doy algún ejemplo:

  • Etiquetar. Etiquetar las cosas como’ buenas o malas’, ‘me gustan o no me gustan’, siempre genera sufrimiento. Porque siempre queremos en nuestra vida lo que nos gusta y rechazamos lo que no nos gusta. Pero lo que no te gusta existe y tarde o temprano aparecerá en tu vida. Si no pones etiquetas, las cosas sólo son cosas. Tú las haces ‘buenas o malas’. Rodéate de las cosas que te suman y de las personas que te hacen sentir bien.
  • Culpar. No culpes a los demás por mostrarte las cosas que no te gustan. Busca soluciones, busca aceptar, busca paciencia, todo está por algo. Culpar no conlleva nada positivo. Todo forma parte de ti, tu eres el creador de tu vacío exterior.
  • Juzgar. Las otras personas son como tu. Tienen sus problemas aunque no los sepas. Quizás esta persona no es estúpida, abusaron de ella. Quizás no es tirana, creció sola sin la guía de sus padres. Quizás tiene un mal día porque ha perdido su trabajo. No juzgues tan rápido, no sabes nada de los demás. Quizás necesitan tu ayuda.
  • Aprender. Todo forma parte de un aprendizaje, pero no todos los aprendizajes están en la carpeta del ‘me gusta’. Las situaciones pasadas traumáticas, se quedan grabadas a fuego en tu cuerpo etérico. Hay infinidad de estímulos que pueden hacer despertar de nuevo estos traumas. No los alimentes con tu mente.
  • Mente. Cada estímulo que entra en tu cuerpo mental, no lo dejes reaccionar con los anclajes pasados. Actúa como si nunca hubiera pasado. Gestionalo como si fuera la primera vez que aparece. Esto se llama vivir consciente o el estado de Budhi.
  • Otras causas:
    • No te apegues a nada ni a nadie.
    • No idolatres, todos somos seres terrenales.
    • No te creas todo lo que lees, ponle tu filtro de conciencia.
    • No mires noticias negativas o que te bajen la vibración.

 

Rodéate de personas que te sean armónicas, que sumen. Visita la naturaleza, haz deporte, practica la tolerancia, el respeto, la paciencia y el amor.

 La voluntad de ayudar es imprescindible e innegociable para la evolución de tu alma.

La mejor terapia que existe es el amor. El amor por los demás, por vivir, y sobretodo el amor hacia ti mismo.

Image by Pexels from Pixabay

Abrir chat
1
Hola soy Jordi Maseras.

1. Si quieres apuntarte a un curso, te ayudo encantado.

2. Si ya eres alumno, recuerda por favor que el soporte es vía email jordi.maseras@rackma.com.