BLOG

Tao – poema 39

39. El Uno.

 

En la antigüedad, alguien llegó al Uno;
El Cielo logró el uno y obtuvo claridad,
La Tierra logró el uno y volvió tranquila,
Espíritus lograron el uno y se hicieron poderosos,
El Valle logró el uno y se llenó,
Las diez mil criaturas alcanzaron logró el uno y pudieron reproducirse,
Los nobles y príncipes lograron el uno y gobernaron del mundo bajo el cielo,
Todos ellos son lo que son en virtud de la Unidad.

El Uno significa el Tao. Hablar de quienes han alcanzado el Tao puede confundir, porque que el Tao no es algo tangible que se pueda conseguir, es infinito. Y los que se creen que han conseguido el Tao, no se han enterado de nada. Decir ‘he conseguido llegar al Tao, es demasiado pretencioso.

En realidad el Tao ya está en ti, porque en esencia eres Tao. Pero cuando el verso dice que alguien llegó el Tao, no es más que una manera de decir que el camino correcto es el camino del Tao.

En este poema, el Uno también simboliza la unión de la energía del Cielo, de la Tierra y tu realidad.

Por lo tanto, una manera de sentir el Tao en tu interior, de sentir su energía, es meditar la fusión con la energía del Universo. Claro que el Tao está por encima del Universo, pero el Universo lo más alto que la mente corriente puede llegar a imaginar y sentir. En el Universo, Cielo, Tierra y realidad son Uno.

 

Vamos a desgranar el verso por partes:

‘El cielo, fusionado con la energía del Universo, se purificó y obtuvo claridad.’

Cuando miras el Cielo y está radiante, limpio y claro, te llena de energía, de vitalidad y te sientes bien, te sientes positivo.

Esto significa que:

  • Cuando eres Uno con el energía del Universo, ves tu realidad clara y positiva. Encuentras un sentido a la vida.
  • Cuando no eres Uno con el energía del Universo, ves tu realidad desde tu yo terrenal y sufres porque no ves con claridad, ves solo una parte. No encuentras el sentido a la vida. Estas desconectado.

 

‘LaTierra, fusionada con la energía del Universo, se sosegó y se quedó serena.’

Toda creación tiene la dualidad Energía – Materia; simbolizada por el Cielo – Tierra.

El Cielo simboliza la energía, lo sutil. La Tierra significa la materia y la estabilidad.

Si consigues fusionarte con la energía del Universo, sentirás la estabilidad y la serenidad de la Tierra en tu realidad.

 

‘Los espíritus, fusionados con la con la energía del Universo, son poderosos.’

Los ‘espíritus’ a veces se traduce como ‘dioses’ o como ‘fuerzas invisibles al ojo humano’. Significan las energía que sabes que están y no puedes ver, pero que puedes percibir. También engloba los pensamientos, las emociones, el concepto del tiempo, etc. Todo lo intangible que te afecta.

Son ‘poderosos’ a veces se traduce como ‘son espirituales’ o como ‘están dispuestos a respondernos’, o ‘están dispuestos a ayudarnos’. Significa que estas energías sutiles, actúan como detonantes de tu realidad. Son las energías que te hacen reaccionar, mover y avanzar.

Si aceptas que las energías que te rodean te afectan como detonantes, debes hacerte responsable de ellas. Deja de culpar a los demás, porque eres el creador de estas energías.

Eres el creador de tus pensamientos y de tus sentimientos, eres el gestor de las emociones y del tiempo. Las energías que te rodean te afectan en la medida que dejas que te afecten.

 

‘El valle, fusionado con la energía del universo, aumenta su caudal.’

El valle simboliza el vacío. Pero el vacío absoluto en realidad no existe porque hay energía.

Si consigues llenar su vacío interior con la energía del Universo, se sentirás lleno y entenderás que todo forma parte del Uno, todo es lo mismo y tu realidad es sólo una manifestación particular.

 

‘Las diez mil criaturas alcanzaron logró el uno y pudieron reproducirse.’

Las ‘diez mil criaturas’ a veces traducido como ‘las diez mil cosas’ significa todo lo creado, todas las cosas manifestadas.

‘Pudieron reproducirse’ significa nacer, crear, tener vida.

Por lo tanto habla de la creación, del nacimiento de todo lo que ves manifestado, por lo tanto de la creación de tu realidad:

  • Todo está creado por la energía del Tao.
  • Todo lo que puedes percibir, no existe de forma absoluta.
  • Cuando una energía se manifiesta en tu realidad, se convierte en tu detonante. Sirve para que tu alma evolucione, es decir, sirve para que el Tao se pueda expandir.
  • Nada existe fuera del Tao, en realidad existe nada, todo es una manifestación de la energía del Tao. Un creación temporal.

 

‘El noble y el príncipe fusionados con la energía del Universo gobiernan el mundo.’

El noble y el príncipe como siempre hace ilusión a personas influyentes. Y por extensión, la persona más influyente en tu realidad eres tu.

El mundo son las realidades manifestadas.

Entonces significa que cuando tu estás fusionado con la energía del universo, eres el gobernante de tu realidad. Tu gestionas tu realidad y no te dejas llevar por ella.

Un concepto que me quiero remarcar como muy importante es que:

  • Debes aceptar al Tao como energía creadora de todo lo que conoces.
  • Por otra parte estamos estudiando que todos somos en esencia Tao.
  • Si el Tao es energía creadora y tu eres Tao, tu eres el creador de tu realidad. Tu creas tu vida.
  • Igual que el Tao manifiesta el mundo; tu manifiestas tu vida. Así de importante eres.

 

Si el Cielo no fuera claro, se podría agrietar.
Si la Tierra no fuera estable, se podría derrumbar.
Si los espíritus no fueran poderosos, podrían descansar.
Si el valle no fuera pleno, se podría secar.
Si las diez mil criaturas no procrearan, se podría extinguir.
Si los príncipes y reyes no destacasen, podrían vacilar y caer.

‘El Cielo tiene el peligro de agrietarse si pierde su pureza.’

Si no estas conectado con la energía del Tao, puedes perder la claridad que nos daba el Cielo. Si dejas de ver las cosas claras, se pueden agrietar e incluso derrumbar.

Pero este poema no pretende castigar ni que cojas miedo. El cielo siempre estará bien tal y como está, porque es una manifestación del Tao. Es tu proyección particular la que te hace ver las cosas desconectadas.

 

‘La Tierra, si pierde su serenidad y su sosiego, tiene el peligro de entrar en erupción.’

Cuando no estás conectado, desaparece la paz en tu mente y parece que todo se derrumba.

En este momento es cuando más debes confiar en que todo pasa por algo, todo está en su sitio. Vuelve a conectarte con el Universo, míralo desde la profundidad del Tao y verás que todo está bien.

 

‘El valle, si deja de satisfacernos, corre el peligro de agotarse.’

Si estás conectado con la energía del Universo, tu vacío no puede agotarse, porque su energía es infinita. Tu energía terrenal si que es finita. Por lo tanto, cuando no estás conectado con el Universo te sentirás agotado y sin energía. Vuelve a conectarte y te sentirás lleno de nuevo.

 

‘Todos los seres creados, si pierden la fuerza vital, corren el peligro de extinguirse.’

Sin la constante manifestación de la energía, no podrías manifestar tu realidad, entonces el Tao no podría manifestar el Universo y todo desaparecería.

Trata tu realidad con la importancia que se merece, es tu evolución, tu crecimiento. El crecimiento del Tao va unido al tuyo y el tuyo al del Tao.

 

‘La nobleza y los príncipes, si pierden la importancia, corren el peligro de la frustración y el fracaso.’

Solo tu puedes crear tu realidad.

No te dejes llevar por tus emociones, por lo que dicen de ti o por cualquier energía externa. Tu eres el único creador de tu vida. Tu vida depende de ti.

No culpes a nadie. Si tu personalidad terrenal no está conectada con tu esencia, sentirás frustración.

 

Por lo tanto, los seres humildes son la raíz de los seres elevados.

Son dos caras de la misma moneda. No separes nada ni a nadie, conecta con la unidad, no con la separación.

No desprecies tu parte terrenal, como no desprecias a tu esencia.

No desprecies tu realidad temporal, porque forma parte de todas tus realidades. Sin esta realidad no puedes avanzar, por lo tanto, para ti, en este preciso momento, la realidad más importante es justo lo que estás viviendo ahora.

Se trata de aceptar todo lo que llega a tu vida sin lucha.

 

Lo alto hace que lo bajo sea su base.

Otra vez nos habla de la unidad. Alto y bajo son las dos caras de la moneda, se necesitan mutuamente, no se pueden separar. Sin uno de ellos, el otro no puede existir.

Si no existe lo desagradable no puede existir lo agradable; si no existe no que no te gusta, no puede existir lo bello.

Los seres inferiores y los seres superiores son lo mismo.

No etiquetes, no separes.

 

Por eso los nobles y los príncipes se llaman a sí mismos huérfanos, indignos, ignorantes. Este acto hace que lo humilde sea su raíz.

Decía en el verso anterior que no debes etiquetar, pero incluye también el no auto-etiquetarte.

No te juzgues, no seas tan duro contigo mismo o te perderás. No estarás conectado y te perderás.

No debes ser soberbio, debes ser humilde. Pero tampoco caigas en ser indigno o ignorante, no seas tan duro contigo mismo. No te juzgues.

 

Si hacen muchas cosas honorables, no hay honor.
No es de sabios brillar como el jade, son como la piedra.

Es mejor llevar una vida sencilla, que llevar una vida de lujo y esplendor.

 

Ver el vídeo en Youtube

Abrir chat
1
Hola soy Jordi Maseras.

1. Si quieres apuntarte a un curso, te ayudo encantado.

2. Si ya eres alumno, recuerda por favor que el soporte es vía email jordi.maseras@rackma.com.