Tao – poema 11

Treinta radios unidos por un eje. La importancia del vacío.

 

Una rueda de carro tiene treinta radios que se juntan en el centro en un agujero vacío, donde se sitúa el eje del carro. Sin el agujero vacío, el carro no puede andar.

Imagínate tu en el centro y miles de opciones de vida a tu alrededor. Cada radio de la rueda significa una camino, pero no vemos ni podemos entender la totalidad. Voy a comentar la fábula de la rana en el pozo:

‘Había una rana en un pozo donde era muy feliz. Podía jugar con el agua, con el lodo. Tenía alimento suficiente, sol y sombra. Era muy feliz, pero no conocía nada más. Un día se acercó una tortuga y le habló de inmensos estanques llenos de vida, con kilómetros de distancia y muchos metros de profundidad. La rana que nunca había salido del estanque, no podía reconocer la grandeza de un lago, de la misma manera que nosotros no podemos reconocer la grandeza del Tao’.

Los radios de la rueda significan los caminos de la vida, pero todos llevan al centro, que significa el Tao. Los radios se expanden desde el centro, es decir, gracias al Tao, se expanden los radios de la vida.

Volviendo al holograma (tu visión o manifestación de la vida) y según el párrafo anterior, el Tao es el proyector del holograma, nuestra percepción de la vida.

 

Al amasar la arcilla con agua, fabricamos una taza. La importancia de la vasija es su interior vacío.

Sin el vacío, la taza solo sirve de adorno. Pero Lao Tsé va más allá de la utilidad de la taza. Significa que en el vacío se encuentra el Tao, la energía fundamental, lo importante, la esencia de la taza. La parte externa es el holograma, tal y como hemos moldeado la taza, moldeamos el holograma. La taza es la imagen que proyectamos con la mente la pensar en una taza que queremos moldear. Antes de moldear una taza, debes pensar en ella, este es tu holograma.

Puedes pensar que lo importante es la manera como percibes la vida, pero es la revés, es la manera como ves la vida antes de moldearla y entender que la debes moldear desde el Tao.

 

Agujereamos una pared para hacer puertas y ventanas para una una habitación. Gracias a que la habitación está vacía es útil.

Hace referencia a tallar una cueva para construir una casa o estancia. No puedes vivir en el interior de una cueva sin antes tallar la roca. A esto hace referencia con agujerear puertas y ventanas.

Pero no tiene un significado literal, significa tallar nuestro holograma, nuestra realidad, nuestra vida.

Otra vez el vacío de la habitación significa el Tao, la energía suprema que mora en la vida. La estancia o habitación, es la parte física, es tu realidad. Tu realidad existe gracias a la energía suprema.

 

Lo importante es el vacío. La existencia es beneficiosa cuando hay vacío.

Lo que se desprende de esta enseñanza es que el vacío es importante, porque es el Tao. Por lo tanto, debemos buscar el vacío en nuestro interior, en nuestra mente. Pero no nos quedamos ahí, sino lo realmente importante es que desde esta vacío, esta conexión con el Tao, debemos ahora moldear nuestra taza, nuestra realidad.

El Tao es la energía suprema, más allá de la parte material. Tao significa ‘Nada’, todo surge de la ‘Nada’. Cuando proyectamos la energía hacia la materia, a partir de la Nada, es cuando el Tao, trabaja para nosotros.

La vida es exitosa si se vive desde el vacío, desde la Nada, desde el Tao. Pero no nos quedamos ahí, sino que desde el vacío, creamos nuestra realidad.

Para terminar y decirlo de una manera más sencilla, no podemos moldear nuestra realidad desde el ruido de la mente, sino desde el vacío.

Abrir chat
1
Hola soy Jordi Maseras.

1. Si quieres apuntarte a un curso, te ayudo encantado.

2. Si ya eres alumno, recuerda por favor que el soporte es vía email jordi.maseras@rackma.com.