Tao – poema 4

Usa el Tao como el aire, de forma sutil y sin exceso.

El Tao se da en su justa medida, sin exceso, cada uno absorbe lo que está preparado según su vibración.

Está preparado para quién quiera recibirlo, solo debe ser llamado y el
Tao baja. Llamar al Tao, significa pensar en él, poner la concienciaen él, sin distracciones ni pensamientos.

Relaja el cuerpo y las cosas que te opriman. Cuanto más puedas relajar el cuerpo material mejor, el Tao fluye mejor en la sutileza. Elimina los sentimientos intensos para encontrar la armonía interior. Serena la mente dejando de lado las angustias. Mantén la mente tranquila y presente, sin distracciones. Sólo desde la relajación profunda puedes fundirte con el Tao. 

De forma consciente te fundes con el aire que te envuelve, significa sentir el cuerpo sutil, como si no hubiera materia, sólo energía. Tomas consciencia de lo inmaterial, en ese estado puede bajar el Tao.

En este momento, piensa en el Tao y piensa en el cuerpo. La energía siente la mente. No debes conducirlo ni guiarlo, es más complejo. Sólo piensa en el Tao y luego piensa en tu cuerpo.

A nivel más profundo, llegas a un estado que conoces. Es de dónde vienes, el origen. Vas a un estado anterior a la antigüedad.


Abrir chat
1
Hola soy Jordi Maseras.

1. Si quieres apuntarte a un curso, te ayudo encantado.

2. Si ya eres alumno, recuerda por favor que el soporte es vía email jordi.maseras@rackma.com.